jueves, 15 de marzo de 2018

AUTOTRANSFUSION



            La autotransfusión como es la transfusión de sangre procedente del mismo individuo que la recibe. Es la forma más segura de realizar una transfusión ya que se elimina la posibilidad de producir reacciones transfusionales por formación de anticuerpos.  Es una práctica poco conocido y utilizado en Veterinaria ya que solo nos acordamos del cuando tenemos un hemoabdomen o hemotorax o una hemorragia intraoperatoria.

                Hay dos términos que debemos de conocer: 

·         Sangre autóloga: sangre de un individuo que se vuelve a introducir en él cuando necesita una  transfusión.

·         Autotransfusión o transfusión autóloga que es la extracción, almacenamiento y reinfusión a un paciente de su propia sangre.

Se pueden realizar 4 tipos de autotransfusión según el momento y la técnica utilizada:

·         AUTOTRANSFUSIÓN PREOPERATORIA.
·         HEMODILUCIÓN NORMOVOLÉMICA.
·         AUTOTRANSFUSIÓN INTRAOPERATORIA.
·         AUTOTRANSFUSIÓN POSTOPERATORIA.

AUTOTRANSFUSIÓN PREOPERATORIA. Se utiliza en cirugías programadas. Previo a ella durante las 2 a 3 semanas y en intervalos de 5 a 10 días se realizan donaciones con un máximo de 20-22 mL/Kg hasta 72 horas previas a la intervención. LA donación solo se podrá realizar si el paciente posee un hematocrito mínimo del 33%. Procesaremos la donación realizando concentrados de hematíes. Al paciente para evitar anemias ferropénicas debemos de suplementarlo con hierro. Muchos de los pacientes no podrán donar una unidad de 400-450 mL así que deberemos calcular la cantidad de anticoagulante necesario según el volumen donado (1 mL de CPD o CPDA por cada 7 mL de sangre).
La autotransfusión de las unidades donadas la llevaremos a cabo en orden inverso a la donación primero las extraídas en último lugar.

HEMODILUCIÓN NORMOVOLÉMICA. La donación se realiza intraoperatoria de una o más unidades de sangre, estas se realizan cuando nuestro paciente se encuentra anestesiado, el volumen donado es reemplazado con coloides y cristaloides. En caso de ser necesario se reinfunde la sangre durante la cirugía pero es preferible realizarlo después de la misma. La sangre se mantiene a temperatura ambiente hasta un máximo de 6 horas.
Este proceso reduce la masa de eritrocitos durante el proceso quirúrgico para evitar la pérdida de los mismos. La dosis de donación será de 10 mL/Kg de sangre fresca con hematocritos mínimos de 27 -y 30 %. 

AUTOTRANSFUSIÓN INTRAOPERATORIA. Es la más usada en Veterinaria consiste en la recuperación de la sangre durante una cirugía y reinfundida al paciente tras ser filtrada. Hay que tener en cuenta que no se podrá usar la sangre si esta entra en contacto con los desinfectantes de campo quirúrgico (povidona iodada o Clorhexidina p.e.), que  tendrá disminuida la cadena de coagulación y que se podría producir septicemias, su uso está contraindicado en cirugías oncológicas.
Debemos muchas veces usar el ingenio para recuperar esta sangre. La primera posibilidad es tener un frascos del aspirador quirúrgico estéril una vez lleno si se recorta la base de una botella de plástico de solución fisiológica y le colocamos un infusor de transfusión la sangre la podremos Reinfundir al paciente. Otras posibilidades la podéis visualizar en las fotos a continuación.