domingo, 18 de febrero de 2018

PLASMA HIPERINMUNES



            Los `plasmas hiperinmunes son un tipo especial de plasma que poseen una alta concentración de inmunoglobulinas especificas frente a virus, bacterias o endotoxinas y no estimulan al sistema inmune.

En veterinaria de pequeños animales hasta el momento son poco utilizados debido a que necesitas una preparación previa a la donación por parte del donante y el propio plasma como producto terapéutico se lleva utilizando poco tiempo por parte de los clínicos.

Se pueden administrar tres vías variando en el tiempo su  acció-:

·         Vía subcutánea es la más  lenta produciendo su efecto 24-48 horas.
·         Vía intramuscular actúa a las 4 horas de la inoculación.
·         Vía Intravenosa: su acción es inmediata.

En diferentes países (corea por ejemplo) se han comercializado en perros en vez de plasma, sueros con alta dosis de inmunoglobulinas  frente a parvovirus, coronavirus o moquillo pero en forma de liofilizado que se reconstituye con solución salina. Actualmente en España no hay ninguna comercialización de este tipo de sueros para pequeños animales si exceptuamos los antídotos frente a diferentes toxinas como los venenos de arácnidos o de serpientes.

En la literatura científica encontramos el artículo Clínical evaluation of a single dose of inmune plasma for treatment of canine parvovirus infection. Bragg RF, Duffy AL, De Cecco FA, Chung DK, Green MT, Veir JK, Dow SW J Am Vet Med Assoc. 2012 Mar 15;240(6):700-4. En resumen habla del uso de una sola dosis de 12 mL de plasma hyperinmune no fue eficaz para reducir la viremia y acelerar la recuperación del paciente.

En cambio en un libro de cabecera de la medicina interna el Ettinger, Feldman. 2007. Pag. 189 nos dice “La trasfusión de plasma hiperinmune 8 – 10mg/kg es muy efectivo; la mejor fuente de plasma. hiperinmune es un perro sano que haya padecido parvovirosis canina, dentro los últimos 6 meses; la sangre es recolectada en forma usual, el plasma es congelado y es almacenado por un lapso de 3 meses.

En mi modesta opinión las transfusiones de plasma son eficaces frente a una enfermedad como el parvovirus ya que reponen todas las pérdidas que se producen por la diarrea, además realizar una alimentación por vía endovenosa en animales inapetentes, estos beneficios pueden implementarse si el plasma posee una alta dosis de anticuerpos bien sean vacunales o posteriores a la infección. 

Para poder tener estos plasmas hiperinmunes debemos de prepara al donante. Se le inoculara una vacuna frente la enfermedad y debemos esperar para la donación a que se eleva la tasa de anticuerpos al máximo, para conocer cuando se produce debemos de consultar con el laboratorio que produce la vacuna o en España podemos utilizar en el caso del parvovirus un test de inmunocromatografía que comercializa el laboratorio Urano denominado Inmunostatus, con el podremos valorar las tasas de anticuerpos en sangre de nuestro donante. En el año 2010 presentamos en el congreso de Amvac un estudio de cómo obtener estos plasmas si os interesa podéis descargarlo en este enlace: 


            Los plasmas hiperinmunes se deben considerar como una nueva terapia, para utilizarla en patologías víricas como pueden ser el parvovirus y el moquillo pero actualmente encontramos poca literatura científica publicada y muchos de nosotros basamos su uso en comentarios de clínicos que los han usado y han conseguido buenos resultados en el caso del parvovirus que será mejor anticuerpo obtenidos desde la vacunación o de animales que han sobrevivido a la patología. Igualmente es importante la fase de la enfermedad que daremos el plasma y la vía de inoculación.

miércoles, 31 de enero de 2018

COMO CALIENTO LAS UNIDADES DE TRANSFUSIÓN



     Una de las preguntas más frecuentes que  hacéis cuando se os entrega una unidad de transfusión es como calentarla, sin que se estropee y que no produzca reacciones transfusionales en el paciente.

     Las unidades de transfusión se pueden calentar de dos formas:
-                    
                        Previo a la transfusión
-                      Durante la transfusión

Calentamiento previo a la transfusión:

     Dos son los sistemas más sencillos para el calentamiento de las unidades. Dejar estas a temperatura ambiente para que se caliente progresivamente o por inmersión de la unidad en agua caliente (baño María).

     Hay que tener en cuenta dos peculiaridades la primera es la temperatura del agua donde vamos a sumergir la unidad, esta no debe de ser mayor de 40°C, ya que si es mayor se producirá la desnaturalización de las proteínas o la destrucción de los glóbulos rojos. Durante el calentamiento se debe de agitar la unidad para que el calentamiento sea homogéneo dentro de la misma.

     La segunda es que no debe de tener contacto directo el agua con la bolsa a transfundir, porque resto de agua pueden quedar por fuera de la bolsa y cuando se perfore con el inyector podría entrar dentro de la misma contaminándola, además el plástico de las bolsas es permeable para poder realizar intercambio gaseoso y se podría filtrar agua al interior. Es aconsejable introducir las unidades en bolsas de plástico para sumergirlas.

     Existe tambien aparataje que nos facilitara esta labor, a continuación veréis dos ejemplos:


CALENTAMIENTO DE LA UNIDAD POR AIRE CALIENTE

SAHARA: Este calentador usa aire caliente se introduce la unidad e sangre o plasma y por corrientes de convección calienta la unidad a 37°C, por medio de infrarrojos detecta la temperatura de la bolsa y nos avisa una vez conseguido la temperatura.
 
CALENTAMIENTO DE LA UNIDAD POR AGUA CALIENTE

PLASMATHERM: Posee un deposito que se llena de agua. Las unidades se introducen un unas bolsas herméticas y se producirá el calentamiento.
 
BAÑOS DE LABORATORIO: Si disponeos de uno en vuestro laboratorio podéis usarlo para el calentamiento.


 




CALENTAMIENTO DURANTE LA TRANSFUSIÓN:

     Se realiza calentando el tubo del infusor. Aunque para sueros usáis la técnica de poner el tubo en una bandeja con agua, para la sangre no se debe usar por producir un cambio térmico brusco y poder coagular o desnaturalizar la unidad, además no se producirá un buen calentamiento de la sangre o plasma de esta forma.

     Muchos de los calentadores que poseéis no son aptos para su uso con sangre o plasma debido a que el calor que producen y la poca cantidad de tubo que se introduce en ellos producen daño a la unidad de transfusión, para que os hagáis una idea ver la longitud del tubo en que se calienta en la foto de los infusores aptos para transfusión que tenéis más abajo y compararlo con el vuestro. Si tenéis dudas consultar con el fabricante o ver las instrucciones de vuestro calentador para ver si es apto.
 


 Este modelo solo es apto para fluidos



CALENTADORES DE LOS INFUSORES:

     Existen diferentes modelos en el mercado os pongo aquí diferentes ejemplos. Se usan prolongadores de los infusores que se enrollan sobre la espira del calentador y podemos seleccionar la temperatura. En la tercera foto podéis ver otro sistema de calentamiento es un tubo al que se introduce el infursor desde la cámara de goteo hasta el paciente.