martes, 14 de noviembre de 2017

PRUEBAS DE LABORATORIO PARA UNA TRANSFUSIÓN



           

       En un anterior blog “COMO HAGO UN ANALISIS DE GRUPO SANGUINEO A MI PACIENTE” se nos quedo corto al solo incluir las pruebas de grupos sanguíneo que podíais realizar en clínica. En este vamos a completarlo con las diferentes pruebas que podéis realizar en vuestro laboratorio  además enseñaros que pruebas comerciales hay en España. Y además que veíais que no se necesita una gran infraestructura Laboratorial para poder realizar correctamente una transfusión.

            Las pruebas que vais a realizar en el laboratorio de la clínica son las siguientes:

·         Medición del hematocrito
·         Medición de las proteínas
·         Aglutinación en porta o tubo
·         Prueba de reacción cruzada
·         Prueba de Coombs indirecto
·         Determinación de grupo sanguíneo.,

MEDICIÓN DEL HEMATOCRITO

La valoración del hematocrito la podéis realizar de diferentes maneras bien sea por los tubos de microhematocrito o por cualquiera de los contadores hematológicos que dispongáis en la en clínica. Solo con el valor del hematocrito nos vale para valorar si es necesaria un transfusión recordar que es obligatorio transfundir por debajo de 20% de hematocrito en perros y caballos y de 15% en gatos y conejos, aunque no presenten síntomas de anoxia, el resto de los datos de un hemograma no los necesitamos en hemoterapia, pero nos ayudaran a realizar un diagnostico de nuestro paciente que lo tendremos que complementar con un frotis sanguíneo.

MEDICIÓN DE LAS PROTEÍNAS

            La valoración de las proteínas la realizaremos de forma sencilla con un refractómetro, igualmente este dato lo tendréis en los perfiles bioquímicos de vuestros aparatos de análisis. Recordar que si medición de la muestra no la realizáis con suero sino que lo hacéis con plasma tendréis que hacer un a curva de calibración para realizar la corrección de la misma por culpa del anticoagulante y esta será diferente según el tipo de anticoagulante que utilicéis.

AGLUTINACIÓN EN PORTA O EN TUBO

Se toma una gota de sangre de donante y receptor se mezclan y las depositamos en un portaobjetos o en un tubo de ensayo. En el caos del portaobjetos lo moveremos suavemente si pasados unos minutos se mantiene homogénea la muestra es que no hay aglutinación y hay compatibilidad sanguínea. Con el tubo es necesaria una mayor experiencia para visualizarla, se depositan una gota de donante y receptor en un tubo de ensayo se agitan y pasados unos minutos daremos un golpe seco al tubo visualizando como la sangre resbala por las paredes del tubo, si no se visualizan grumos (aglutinados) es que la sangre es compatible. Este método es el menos recomendable para determinar la compatibilidad sanguínea, pero es fiable en gatos, realizando una variación del mismo y es utilizar una gota de plasma con una gota de los eritrocitos y mezclarlo. Recordar que la prueba siempre se debe de realizar por encima de 15°C ya que la prueba busca la reacción con Ig G, si necesitáremos realizar la misma buscando Ig M esta la realizaríamos por debajo de esta temperatura.